23 octubre, 2019

Manuel García

Las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de edificios e infraestructuras podrían reducirse un 44% de aquí a 2050, según un informe realizado por investigadores de varias entidades internacionales.

El estudio «Buildings and Infraestructure Consumption Emissions», realizado por C40 Cities, Arup y la Universidad de Leeds, estima que con un cambio en seis áreas clave de la industria de la construcción podría alcanzarse este dato.

Las seis áreas clave pasan por implantar la eficiencia en el diseño de materiales, mejorar el uso de los edificios ya existentes, cambiar los materiales de altas emisiones a madera sostenible donde sea apropiado, usar cemento bajo en carbono, reutilizar materiales y componentes de la construcción y emplear maquinaria de construcción de emisiones bajas o cero.